La hipertensión es conocida como “el asesino silencioso” y es una patología muy común entre los humanos. Lo que quizás no sepas es que es igual de frecuente entre los gatos; de hecho, afecta a 1 de cada 6 gatos y habitualmente permanece sin diagnosticar, ya que no suele dar una sintomatología evidente; pasa desapercibida hasta que causa daños irreversibles en los órganos “diana”, como los ojos, cerebro y sistema nervioso, corazón y riñón.

La hipertensión felina está asociada a otras patologías como la enfermedad renal crónica (ERC) y el hipertiroidismo.

Los gatos hipertensos con signos oculares o nerviosos deben ser tratados inmediatamente para limitar el daño y evitar la progresión de las lesiones.

Por este motivo es muy importante realizar mediciones periódicas de la presión arterial a los gatos mayores de 7 años y muy especialmente a los gatos con evidencias de enfermedad renal, hipertiroidismo y signos no específicos como letargo, apetito disminuido y sensibilidad a la luz.

Para realizar las mediciones se utiliza un equipo denominado Doppler. La toma de la presión arterial puede durar varios minutos, pero es totalmente indolora y la mayoría de los gatos la toleran perfectamente, no siendo necesaria la tranquilización del animal para realizar la medición.

Si tienes dudas o simplemente deseas descartar la hipertensión en tu gato, no dudes en solicitar cita en nuestro centro.

 

Si quieres ampliar la información, escríbenos un correo a:
contacto@montevilveterinarios.com
www.montevilveterinarios.com

Anuncios